Este crumble de quinoa y brócoli receta está hecha con las sobras de la semana. Porque en casa no tiramos nada. Y todo lo aprevechamos.

¿Conoces la cocina de aprovechamiento?

Si hay algo en lo que nos gusta insistir a la hora de cocinar, es en tomar la costumbre de no tirar ni desperdiciar alimentos, ni con los ingredientes que sobran al hacer una preparación, ni con las sobras que nos quedan después de comer.

En realidad es toda una filosofía que debemos aplicar a nuestro día a día, de forma que al preparar una receta, aprovechemos los recortes y partes no utilizadas de los ingredientes para otras elaboraciones y no tiremos a la basura alimentos que pueden servirnos perfectamente.

Y a la vez, con las raciones que nos sobren de los alimentos ya cocinados, aprender a darles una vuelta para configurar con ellos otras recetas que pueda disfrutar nuestra familia sin comer siempre lo mismo.

Pues esta semana había hecho quinoa… mucha quinoa. En realidad, me pasé un poco. Y después de comer quinoa al natural, quinoa en la sopa de verduras… he hecho este crumble de quinoa y brócoli, que está muy bueno.

Hoy no hablaré de cantidades exactas. Te dejo a ti libre de elegir las cantidades.

Crumble de quinoa y brócoli

Crumble de quinoa y brócoli

Ingredientes

  • Brócoli (a tu gusto). Yo he puesto 500 g
  • Quinoa
  • Harina de trigo sarraceno
  • Especias: cúrcuma y fenogreco
  • Aceite de Oliva virgen extra

Preparación

Cocer los brócolis al vapor. A mitad cocción la paramos y reservamos el brócoli.

Como era quinoa que había hecho, ya estaba cocida. Si no, cocer la quinoa y escurrir el caldo sobrante de la cocción.

Las personas que han leído este artículo han leído también:   Snickers Saludables

Una vez la quinoa hecha, mezclarla con un poco de harina de trigo sarraceno. La quina cocida tiene una consistencia un poco pegajosa. Al mezclarla con la harina, va a quedar el efecto de un crumble (mezclar la harina con el quinoa hasta que quede como un efecto a tierra).

Añadir al crumble las especias y el AOVE y mezclarlo.

En una bandeja para horno (la mía de silicona), poner el brócoli medio cocido, añádele un poco de AOVE y sal. Pon el crumble de quinoa por encima del brócoli y añádele un poco de AOVE.

Hornear a 165ºC durate 20 minutos, o hasta que el crumble esté dorado.

No es nada difícil y es una forma diferente de comer quinoa.

Dime si te ha gustado esta receta.

 

¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  • 1
    Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.