En la actualidad uno de nuestros peores errores es el consumo de productos industriales y procesados: Uno de los peores ingredientes que nos podemos encontrar en estos alimentos es el glutamato monosódico, también conocido como GMS E621.

¿Qué es el Glutamato Monosódico?

Es un potenciador del sabor comúnmente utilizado en la industria agroalimentaria y que engaña las papilas gustativas favoreciendo el apetito. Es un aditivo potente. ¿Por qué crees que al comer patatas fritas de bolsa (chips) no puedes parar? Fíjate bien en los ingredientes que contienen.

Igual que otros productos dudosos (como el aspartamo) está autorizado su consumo, mostrándonos estudios controvertidos para que nos demos cuenta de su no peligrosidad. Aún así consumimos 2 mil toneladas al año.

Por lo tanto estudios independientes muestran que este potenciador de sabor es altamente tóxico para nuestro organismo.

Un extracto del libro “No quiero volver al restaurante” de Jörg Zipprick  dice lo siguiente:

El Profesor John Olney, especialista cerebral en EEUU, ha hecho más de 200 estudios sobre el glutamato monosódico y demuestra que es un veneno violento para nuestras hormonas.

En los años 70, ya decía que si dejábamos el glutamato monosódico en los alimentos procesados, asistiríamos a una epidemia mundial de obesidad y diabetes.

40 años más tarde, no estamos lejos de lo que dijo John Olney.

El GMS está presente en numerosos productos como las patatas fritas aromatizadas (sabor barbacoa…), los sucedáneos de pescado como el surimi, las sopas en polvo, los preparados en cubo para sopas, en los preparados para carne, en algunas galletas y condimentos, o en la charcutería al vacío… y en muchos más.

Las personas que han leído este artículo han leído también:   Picar entre horas de forma sana no te hará engordar

Permite a los industriales de utilizar menos materia y de acentuar el sabor a los productos.

Pero el glutamato monosódico tiene más de 30 denominaciones diferentes, y es muy difícil de detectarlo si no lo sabemos, como por ejemplo:

GMS, glutamato de natrium, gelatina, proteínas o aceites vegetales hidrogenados, algunos aceites de maíz, extracto de levadura, levadura añadida, aromas naturales, aromas, ablandador natural de carne, E621, E622, E623, E624, E625.

Si quieres profundizar sobre el tema, te aconsejo ver este vídeo: La verdad sobre el glutamato sódico.

Haz difusión de este artículo, para que todas las personas posibles puedan saberlo. Porque si no está prohibido y nadie compra alimentos procesados y que contengan GMS, los industriales podrán llegar a cambiar. Si ellos no cambian, nosotros podemos elegir.

¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  • 7
    Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.