No soy muy de bases de pizza que no lleven harina ni hayan sido fermentadas, pero esta pizza de base de quinoa es espectacular.

Se hace al momento y no necesita levado.

Así al estado puro, te dejo la foto recién sacada del horno. Lo quemado es el líquido de la mozzarella.

Aquí lo que te voy a contar es la base de la pizza. El relleno le pones tú lo que quieras. Yo le he puesto salsa de tomate casera, pechuga de pavo cortada en pequeños trozos, mozzarella, queso rallado, pimientos rojos, verdes y amarillos y cebolla.

Pizza de base de quinoa, la receta

INGREDIENTES

Los ingredientes son para una pizza para 2 personas

90 g de quinoa cruda

30-40 g de agua

Especias y/o aceites esenciales de Young Living (los únicos aptos para ingestión y cocina)

PREPARACIÓN

Deja a remojo mínimo los granos de quinoa crudos 3 horas. Los puedes dejar toda la noche.

Escurrimos la quinoa y la trituramos hasta que no aparezcan los granos con el agua. No añadir todo el agua de golpe, debes ver cómo te gusta a ti (muy espesa o menos). Yo añadí los 40 g de agua.

Añadimos las especias a gusto y los aceites esenciales. Para saber cocinar con aceites esenciales, te invito a que leas este artículo de mi blog Miss Esencial. Ya sabes que soy formada en aceites esenciales.

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo. Necesitamos que la quinoa espese y se haga crujiente y no una pasta como cuando la cocinamos en la olla. Por eso pondremos calor arriba y abajo.

En una bandeja para hornear, con un papel de horno o con un tapete de silicona, esparce la pasta de quinoa con una cuchara. Te recomiendo que untes un poco el papel o la silicona con aceite de oliva para despegarla mejor.

Las personas que han leído este artículo han leído también:   Tarta saludable de calabaza

Precocemos la base de la pizza durante 6-10 minutos a 180ºC con la opción calor arriba y abajo. Al acabar el tiempo, la base debe estar un poco “crujiente”. Te recomiendo que le des la vuelta y la vuelvas a poner el mismo tiempo por el otro lado.

Una vez la base de la pizza “durita” despégala del papel/silicona y añade el relleno de la pizza.

Hornea hasta que los bordes estén dorados, sin que se queme. Como he dicho, lo quemado que sale en la foto es el líquido de la mozzarella.

¿Qué pasa si no tengo quinoa? ALTERNATIVAS

Otras alternativas son el trigo sarraceno en grano.

No te servirá harina de quinoa o harina de trigo sarraceno.

También puedes hacer una masa de pizza sin levadura. Te aconsejo que utilices harina integral, o de espelta (que es una harina de trigo menos transformada y más antigua), o de arroz. Con las proporciones que te voy a dar a continuación igual te serviría utilizar harina de quinoa o trigo sarraceno.

Toma como medida un vaso (el que tú quieras). Es para 2 personas.

  • 2 vasos de harina
  • 2/3 vasos de agua
  • 1/4 vaso AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • sal y especias y aceites esenciales

Dime que la vas a hacer. Espero tu receta de vuelta o tu comentario para ver si te ha gustado.

¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •  
  •   

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.