Porque en cocina se aprovecha todo, hoy te presento este crumble de calabacín hecho con restos. Una alternativa diferente para aprovechar y no malgastar ningún producto alimentario.

Esta receta la puedes utilizar como primer o segundo plato. A nosotros nos gusta comerlo como segundo, acompañado de una buena ensalada como primer plato.

Aunque yo he hecho la receta de crumble de calabacín, la podrás hacer con las verduras que tengas a mano. Dependiendo también de las temporadas, no podrás hacer siempre la receta con el calabacín ya que solamente lo comemos en verano. Así que dejo correr tu imaginación para el resto del año.

Receta de crumble de calabacín:

 

INGREDIENTES

  • Almendras trituradas (los restos de la bebida de almendras)
  • 500g de calabacín
  • 4 huevos
  • Queso emmental rallado
  • Orégano, sal y pimienta
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN

Poner la pasta de la bebida de almendras en un plato para horno y tostarlo durante 40

minutos a 200ºC. Esto será nuestra base del crumble. Antes de hornear amasar la pasta para que sea granulosa.

Mientras la pasta se dora en el horno, cocer los calabacines en una sartén con aceite de oliva.

Una vez los calabacines cocidos, ponerlos en un bol y mezclarlos con los huevos. Salar y pimentar.

Si quieres puedes añadirle más huevos.

Cuando la base del crumble esté bien tostada añadirle la mezcla de calabacines y huevos, poner el
queso rallado y el orégano y hornearlo durante 10-15 minutos a 180ºC.

Las personas que han leído este artículo han leído también:   RECETA de WRAPS DE SALMÓN

 

¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  • 1
    Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.