Reequilibrar tu alimentación sin frustración

Reequilibrar tu alimentación sin frustración

Actualmente, en la sociedad en la que vivimos, las costumbres a la hora de comer dejan mucho por desear, ya que vivimos en una sociedad con prisas y pasamos muchas horas fuera de casa.

Como consecuencia, no cocinamos bien.

Si te sientes cansad@, te enfadas muy a menudo, no duermes bien, etc. prueba a reequilibrar tu alimentación. En este artículo encontrarás unos trucos para reequilibrar tu alimentación sin frustración y sentirte bien contigo mism@.

Cuando queremos perder peso, lo primero que hacemos es un régimen o una dieta. Pero es el error más grande que podemos hacer, porque cuando hacemos un régimen nos privamos de muchos alimentos. Nuestro cuerpo se pone en modo “hambruna” y va a almacenar todo lo que pueda. Además como nos privamos de alimentos todavía nos dan más ganas de comerlos llevando a excesos alimentarios. 😒

Si pruebas a reequilibrar tu alimentación, tu cuerpo se dará cuenta de que le das los nutrientes que él necesita y perderás peso. Realmente funciona, ya que yo, estaba en sobrepeso. Reequilibrando mi alimentación (y con deporte) he perdido 10 kilos en menos de 6 meses. ✌🏼 Cuidando tu alimentación y con deporte puedes llegar a tu objetivo.

¿CÓMO REEQUILIBRAR TU ALIMENTACIÓN?

  • Un exceso alimentario no es del todo malo, ya que hay que darnos un lujo de vez en cuando. Mientras los excesos sean y estén controlados, no pasa nada. Ahora sí, los excesos incontrolados son peligrosos, porque además de hacer ganar peso en poco tiempo, nos hacen desarrollar sentimientos de culpabilidad y de estrés.
  • La mayoría de los excesos alimentarios se producen por las emociones negativas y el estrés. Éstas emociones nos presionan a obtener el placer inmediato y fácil por medio de la comida: tenemos ganas de relajarnos y de disfrutar, así que comemos.
  • Es lo que llamamos la alimentación emocional: No es comer porque tenemos hambre, sino comer para llenarse y calmar las emociones. Por ejemplo, si alguna vez llegas a casa después de un día duro de trabajo y te pones a comer la tableta de chocolate, o si comes sano pero picas entre horas, o si picas en el trabajo sólo para pasar el tiempo, estás en un exceso alimentario emocional. Es curioso porque los estudios muestran que este fenómeno se produce mucho más a menudo en las mujeres.
  • La alimentación emocional hace despertar el hambre emocional. Tienes ganas de comer pero no tienes hambre 🙄.  Aún así comes. Lo que conlleva al aumento de peso, porque le das al cuerpo más calorías de las que necesita. Todas las calorías que le das de más se almacenan en forma de grasa.
  • La alimentación emocional es una espiral sin fin. Si consigues pararla llegarás a reequilibrar tu alimentación. 💪🏼
  • Para perder peso no se trata de hacer un régimen, sino de comprender por qué los excesos alimentarios se producen y poder llegar a parar la alimentación emocional. ¡Sólo así lo conseguiremos!
Las personas que han leído este artículo han leído también:   LA CULTURA DE LOS HIDRATOS DE CARBONO

Entonces, ¿cómo librarse de los excesos alimentarios y poder llegar a reequilibrar nuestra alimentación sin frustración?

  • Sobre todo no haciendo régimen y dietas.
  • Para reequilibrar tu alimentación pregúntate “¿por qué como mal?” “¿por qué he aumentado de peso?”.
  • Busca las causas del aumento de peso y del desequilibrio nutricional para pararlas.
  • Una vez encontradas las causas, disminuye los excesos alimentarios poco a poco para mejorar tu higiene de vida y llegar a no tener ningún exceso alimentario emocional.

¿EL RESULTADO?

Te sentirás mejor contigo mism@, perderás peso y reequilibrarás tu alimentación.

¿Y si no lo haces? Si no cambias nada, dentro de 3 semanas, 3 meses, 3 años…  cuando decidas hacerlo te dirás “si lo hubiera hecho antes…”

ES TU DECISIÓN DE CAMBIAR:

Es duro al principio, pero con fuerza de voluntad y ganas puedes hacerlo. Si yo (Alba) y muchos más lo hemos hecho, ¿porqué tú no?

  • Ten en cuenta que la alimentación es el combustible de nuestro cuerpo. Démosle un combustible de calidad. ¿Verdad que cuando llenas el depósito de tu coche eliges el combustible que necesita, y no otro? Pues ¿por qué no hacemos lo mismo nosotros con nuestro cuerpo? ¿Por qué le damos tantos alimentos industriales y refinados, si lo que él necesita son alimentos no tratados y alimentos vivos.
¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   

Deja un comentario

* Denotes Required Field