Esta Tarta saludable de manzana está riquísima y es muy fácil de hacer. No lleva lácteos, ni azúcar, ni gluten.

Tarta saludable de manzana

Una parte de la tarta es sin cocción (como las tartas que me gustan hacer a mí) y la otra (que es la base) si que la hice con el horno esta vez.

Tarta saludable de manzana

Además le he añadido aceites esenciales, que le dan un toque increíble. Haz clic aquí para saber más sobre cocina con aceites esenciales.

Es la tarta que le hice a mi chico para su cumpleaños. Y tuvo un éxito increíble.

Tarta saludable de manzana

Y pasamos a la receta, que es lo que he venido a darte en este artículo.

Tarta saludable de manzana

La receta tiene 3 capas. Voy a explicártelo capa por capa.

INGREDIENTES

PARA LA BASE:

1 cucharada pequeña de semillas de chía

60 ml de leche de almendras (o la leche que quieras)

30 ml de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

60 g de dátiles deshuesados

70 g de harina de trigo sarraceno (sin gluten)

40 g de polvo de almendra (yo lo he hecho con los restos de hacer la leche de almendras, pero también puedes triturar almendras crudas)

Levadura química casera: 1 cucharada sopera de bicarbonato + 3 cucharadas soperas de vinagre (o limón) (si utilizas levadura química, utiliza 1/2 cucharadita)

Canela y nuez moscada en polvo

2 gotas de Aceite esencial de Corteza de Canela + de Young Living

PARA LA CAPA DE MANZANAS (LA CAPA DEL MEDIO)

570 g de manzanas (4 manzanas)

220 ml de zumo de naranja (o zumo de manzana)

1/2 cucharadita rasa de agar-agar

2 gotas de Aceite esencial de Naranja + y 2 gotas de aceite esencial de Limón + de Young Living

1/2 vaina de vainilla

PARA LA CAPA FINAL DE LECHE DE ALMENDRAS

300 ml de leche de almendras

3 g de agar-agar (o el resto del sobre de 4 g de agar agar)

Canela en polvo

1/2 vaina de vainilla

PARA EL DECORADO

Arándanos

Té Matcha

Coco rallado

PREPARACIÓN

Tarta saludable de manzana

Empezamos haciendo la base de la tarta

Base de la tarta

Material utilizado para la base de la tarta

Un procesador de alimentos o una batidora. Yo utilizo el robot (con sus accesorios incluidos) Bosch MUM 5. Puedes verlo haciendo clic aquí.

Un molde redondo de unos 20 cm de diámetro. Yo tengo uno que se puede regular a la medida que quiera (desde 15 cm). Haz clic aquí para verlo.

Una alfombrilla para hornear, o tapete de silicona. Haz clic aquí para verlos. También puedes utilizar una hoja de cocción.

Si haces tú la leche de almendras, empieza por hacer la leche (te tomará solamente 10 minutos). Te aconsejo poner a remojo durante mínimo 30 minutos las almendras crudas. Haz clic aquí para ver cómo hacerla. Guarda los desechos para el resto de la tarta.

Pon los dátiles a remojo durante 10 minutos. Tritúralos con el procesador de alimentos o con una batidora, añadiendo 60 ml de leche. Yo utilizo el procesador que viene en mi robot MUM 5 de Bosch. Haz clic aquí para verlo.

Una vez los dátiles triturados con la leche de almendras, vaciarlo en un bol y añadirle las semillas de chía. Déjalas a remojo durante 5 minutos. Añadir el aceite de oliva, la harina, la pasta de almendras (o polvos de almendra) y la levadura. Añade también la canela en polvo y la nuez moscada. Y 2 gotas de aceite esencial de corteza de canela (el sabor que le da el aceite esencial es increíble). Ten cuidado, porque no todos los aceites esenciales pueden consumirse, ni todas las marcas. Yo soy experta en aromaterapia y puedo aconsejarte los mejores en calidad.

Si haces la levadura casera, en un vasito mezcla el bicarbonato con el vinagre (o con el limón) y añádelo a la mezcla anterior.

Puedes mezclar la pasta a la mano o con un procesador.

Añade la pasta en el molde redondo. Haz clic aquí para ver los moldes. Necesitarás un tapete o alfombrilla para hornear, si utilizas un molde regulable en acero inoxidable, porque no tiene base. Si no, utiliza el molde con la base que tengas. Repartir toda la pasta en el molde de forma regular.

Las personas que han leído este artículo han leído también:   Tahini casero

Hornear durante 15 minutos a 165ºC.

Pasamos ahora a la capa de manzana.

No desmoldar la base.

Tarta saludable de manzana

Capa de manzana

Material utilizado para la capa de manzana

Una sartén

Un exprimidor de zumo

Tira de acetato para pastelería. Haz clic aquí para encontrarlo.

Pelar y cortar las manzanas en trocitos pequeños.

Exprimir 2 naranjas (o hasta la obtención de 220 ml de zumo de naranja). También lo puedes hacer con zumo de manzana.

En una sartén, poner las manzanas en trozos y añadir 90 ml de zumo de naranja. Remover regularmente y dejar la preparación en la sartén durante unos 10-15 minutos. Abrir la vaina de vainilla por la mitad y extraer el interior. Ponerlo en la sartén con las manzanas. Puedes poner la vaina en la sartén para que coja más sabor. Y luego la quitas.

Mezclar el resto del zumo con 1/2 cucharita de agar agar (reservar el resto de agar-agar para luego si lo utilizas en un sobre de 4 g). Añadirlo en la sartén y continuar la cocción durante 5 minutos aproximadamente.

Cuando el molde donde está la base de la tarta esté frío, añadir una tira de acetato por el borde interior. Desmóldalo un poco e introduce la tira de acetato alrededor de la base también y vuelve a ajustar el molde al diámetro de la base.

Añadir a la preparación de manzana 2 gotas de aceite esencial de limón y 2 de naranja.

Poner la preparación de manzana encima de la base de bizcocho. Y reservarla. (Puedes reservarla en el frigorífico o a temperatura ambiente).

Continuamos con la capa final de la tarta, hecha a base de leche de almendras.

Tarta saludable de manzana

Capa de leche de almendras

En una cacerola, añadir la leche de almendras, la vainilla que habrás extraído de la vaina y la vaina también, la canela (lo hice a ojo hasta que la leche cogió un color marrón claro. Unas 2 cucharaditas).

Cuando empiece a hervir, añadir el agar agar y remover constantemente durante unos 5 minutos. El líquido empecerá a espesar.

Apartar del fuego, dejarlo enfriar y quitar la vaina de vainilla.

Cuando la bebida esté tibia verás que empieza a espesar. Remueve un poco y añádela a la tarta, por encima de la base de manzana.

Intenta que todo quede homogéneo. Esto hará que la tarta tenga un aspecto de espejo.

Deja enfriar durante mínimo 4-6 horas en el frigorífico. Y desmolda después.

Es importante que pongas la tira de acetato alrededor del molde, porque cuando desmoldes, los laterales van a quedarte perfectos y no se van a adherir a las paredes del molde.

Una vez la capa de arriba esté cogida (la textura es como un flan) adornar con lo que quieras. Yo lo hice con té matcha (cuidado con el té matcha que es muy amargo), coco rallado y arándanos.

Tarta saludable de manzana

Riquísima la combinación y el té matcha no se nota.

Tarta saludable de manzana
Tarta saludable de manzana

Si haces la receta, puedes etiquetarme en las redes sociales y poner el #lasrecetasdedesafioenforma; o también puedes comentarme aquí abajo en los comentarios del post.

Tarta saludable de manzana

¿Te ha gustado? ¡Compártela y hazla! 😉

Tarta saludable de manzana
Tarta saludable de manzana
¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •  
  •   

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.